Amazon, el gigante tecnológico, le ha extendido una oferta a la administración de Biden para auxiliar en la logística de vacunación contra el COVID-19. La carta, que fue emitida el miércoles 20 de enero, mismo día que Joe Biden asumió la presidencia de los Estados Unidos, hablaba acerca de un delicado quid pro quo entre el gigante tecnológico y el gobierno. A continuación, te brindamos los detalles.

Foto: rtve.es

El 20 de enero marcó un cambio radical en la política de los Estados Unidos, ya que el polémico personaje Donald Trump fue sucedido por el candidato demócrata Joe Biden junto con la primera vicepresidenta en la historia del país, Kamala Harris. Este cambio de administración fue la oportunidad perfecta para que Amazon ofreciera sus servicios logísticos para asistir al gobierno estadounidense en la distribución de vacunas contra el COVID-19.

Foto: tech.hindustantimes.com

El mismo día que se llevó a cabo el cambio de administración, Dave Clark, el director ejecutivo de Amazon, le mandó una carta al nuevo presidente reiterando su petición por considerar a los empleados de Amazon como trabajadores de primera línea para ser vacunados lo antes posible. Se sabe que, durante la pandemia, el gigante tecnológico no ha suspendido sus labores y se ha convertido en uno de los servicios más importantes para detener la propagación del virus.

Foto: thelogisticsworld.com

En la misma carta, Clark enfatizó que la compañía tiene un contrato con un proveedor de servicios ocupacional para administrar la vacuna en sus instalaciones y que podría ser de gran ayuda para el país que se le administre a los 800 000 trabajadores de la empresa. La posibilidad de inmunizar a los trabajadores de Amazon acerca al gobierno a cumplir su promesa de inmunizar a 100 millones de estadounidenses en los primeros 100 días.

Foto: aboutamazon.es

Por último, Clark le informó al presidente que, aunque la mayoría de los empleados de las oficinas centrales de Amazon, ubicadas en Seattle, se encuentran trabajando desde casa, la empresa tiene cientos de miles de personas que desempeñan labores esenciales en sus centros de distribución, al igual que en centros de Amazon Web Services y tiendas de Whole Foods Market, servicios que se consideran esenciales.

Escrito por Justino Compeán