Dos compañías que comparten la visión de innovación, lujo, velocidad y elegancia han colaborado para crear algo que muy pocos podrán resistir. Porsche y Embraer Executive Jets han logrado la mancuerna perfecta, un avión privado que combina y complementa perfectamente a un 911, y viceversa. Conoce Duet, la colaboración entre dos marcas líder en su industria: Porsche y Embraer Executive Jets.

Foto: eej.imagerelay.com

Por primera vez en la historia del automovilismo y la aeronáutica, la compra de un avión privado incluye un auto deportivo hecho específicamente para combinar a la perfección con el nuevo “juguete” volador. El proceso de diseño de ambos vehículos se ha llevado a cabo en conjunto, así que, desde el color exterior hasta los acabados internos, coinciden para mantener una estética elegante, pero a la vez deportiva.

Foto: eej.imagerelay.com

Por un lado, Embraer Executive Jets ha elegido el Phenom 300E para este trabajo en equipo, ya que es el más rápido y con mayor alcance de su categoría. Además, este avión cuenta con las certificaciones para ser piloteado por una sola persona, así que los afortunados que adquieran Duet podrán ser owner-operators. Por otro lado, Porsche escogió el 911 Turbo S porque es el pináculo de la gamma 911; este auto cuenta con capacidades increíbles que le permiten ser más dinámico, potente y cómodo que cualquier otro de sus predecesores.

Foto: eej.imagerelay.com/sb

Lo que hace a Duet especial es que ambas máquinas se han transmitido características específicas de una a otra; es decir, el Phenom 300E le hereda algunos detalles del mundo aeronáutico al 911 Turbo S y viceversa. Por ejemplo, la matrícula de registro de la aeronave se encuentra en el alerón trasero del 911, al igual que a los costados de la llave; los asientos de la cabina del Phenom 300E han sido completamente rediseñados a semejanza de los del 911, el paquete Sport Chrono del 911 se asemeja a los avionics del Phenom, entre otros detalles.

Foto: eej.imagerelay.com