Cada año, Chopard lanza un reloj edición limitada a modo de homenaje al rally italiano de autos clásicos y vintage más famoso del mundo, la Mille Miglia. Esta carrera es conocida como la más bella del mundo y la colección Mille Miglia GTS le hace honor. Conoce los nuevos relojes que se integran a esta prestigiosa colección de Chopard.

Foto: Cortesía de Chopard

La casa italiana de joyería y relojería ha sido patrocinadora y cronometradora oficial del rally de manera ininterrumpida desde 1988 y este año vuelve a asumir orgullosamente su papel. Los nuevos modelos que se integran a la colección son: Mille Miglia GTS Azzurro Power y Mille Miglia GTS Azurro Chrono. Ambos modelos lucen rasgos distintivos del mundo automovilístico al haber tomado esta tradicional carrera como su inspiración.

Foto: Cortesía de Chopard

Los colores azul y rojo predominan en ellos; de hecho, la palabra azzurro significa “azul” en italiano. Que destaquen en este diseño se debe a que, para Chopard, el azul es el color más elegante en todos los sentidos; además, fue utilizado para decorar algunos de los autos clásicos más importantes del mundo. Por otro lado, el color rojo simboliza competencia y victoria. En conjunto, estos colores son muy versátiles y encajan perfectamente en cualquier situación.

Foto: Cortesía de Chopard

El Mille Miglia GTS Azzurro Power Control es una pieza fabricada completamente en los talleres de Chopard; cuenta con una caja de 43 mm de acero con detalles en oro rosa de 18 quilates en la corona, el bisel, las manecillas y los índices. Este modelo es una edición limitada a 500 piezas; al reverso puede apreciarse el movimiento mecánico automático de sus 251 piezas y cuenta con hasta 60 horas de reserva de la marcha. También al reverso, este reloj tiene la inscripciónBrescia > Roma > Brescia”, que es la ruta recorrida por los autos durante la competencia.

Foto: Cortesía de Chopard

El Mille Miglia GTS Azzurro Chrono es el reloj ideal para los pilotos que hacen valer cada segundo, pues cuenta con un trío de diales que registran intervalos de 60 segundos, 30 minutos y 12 horas con la precisión de un cronómetro. Los pulsadores de este modelo tienen un diseño robusto, semejante a un tapón para tanque de gasolina y es posible accionarlos incluso con guantes de conducir. Su caja es de acero inoxidable, con un diámetro de 44 mm. Al reverso, este modelo también incluye la inscripción de la ruta de la carrera y el número individual de la edición limitada a 750 piezas.

Foto: Cortesía de Chopard

Sin duda, Chopard ha demostrado su pasión y compromiso hacia el automovilismo convirtiendo estos dos modelos en los relojes ideales para cualquier piloto.

Escrito por Justino Compeán