Miami es una ciudad privilegiada por varios aspectos, desde su delicioso clima tropical, sus sofisticados restaurantes, lujosos hoteles y shopping malls, hasta su importancia en el mundo de los negocios y del entretenimiento. La capital del sol está formada por distintas zonas: ya sea South Beach, caracterizada por ser el centro del nightlife de la ciudad; el Miami Design District, uno de los spots más importantes de galerías de arte, o Little Havana, un barrio latino muy divertido, lo cierto es que cada uno de los barrios de Miami tiene su propio encanto.

Uno de nuestros favoritos es Aventura, ubicado al noreste de Miami, el cual se ha considerado uno de los spots más high end de la ciudad por contar con exclusivos desarrollos inmobiliarios, resorts y boutiques.

Es justamente en esta increíble zona donde nace Privé, un desarrollo inmobiliario como ningún otro. Construido sobre la última isla desarrollable en todo el sur de Florida, Privé consta de dos torres con 16 pisos cada una, y en el centro una espectacular alberca. ¿El highlight? está orientada de tal manera, que durante todo el día podrás disfrutar del sol, sin que ningún otro edificio lo bloqueé. El complejo cuenta con 160 departamentos que van desde 787 hasta 2,895 metros cuadrados, todos con increíbles vistas panorámicas hacia las aguas de Aventura Intracoastal.

Lo más sobresaliente del proyecto es el talentosísimo equipo que lo creó, pues fue gracias a ellos que la idea de Privé se concretó tal como se había soñado. El star team se conforma por tres partes: BH3, una de las firmas de desarrollo inmobiliario más importantes de Miami. La arquitectura la realizó el despacho Sieger Suarez Architects, quienes se especializan en propiedades high- rise y llevan 40 años en el mercado de la construcción. Y, por último, el diseño de interiores estuvo a cargo de la aclamada firma Interiors by Steven G, quienes transforman todos los espacios en verdaderas obras de arte.

Tuvimos la oportunidad de conocer el desarrollo y platicar con grandes personalidades dentro del proyecto, como Gregory Freedman, director ejecutivo y co-fundador de BH3; Charles M. Sieger, presidente del despacho de arquitectos Sieger Suarez y con el diseñador de interiores Steven G, de la firma Interiors by Steven G.

Platícanos sobre tu despacho de arquitectura.

Charles Sieger: José Suarez ha sido mi socio por más de 38 años. Nosotros nos dedicamos al sector de high end luxury. Hemos construido más de 50 edificios, todos lujosos y elegantes, desde Porsche y Armani, hasta Privé, sin duda, uno de nuestros favoritos. Por otro lado, contamos con Steven G, el diseñador más importante de Florida, un rockstar en la industria de la decoración. Hemos trabajado con su firma por más de 30 años, lo que significa que no somos principiantes.

Cuéntanos acerca de Privé.

Gregory Freedman: Es un proyecto que ya lleva cinco años. Fue en enero de 2013 cuando comenzamos, caminé por la isla y noté que solo había un terreno vacío. Volví a mi oficina y le dije a mis socios: “Vamos a construir en esa isla y va ser increíble”. Así es que, estamos muy emocionados de haberlo logrado, es algo que nunca podremos hacer otra vez, es muy especial para nosotros. Creo que nos enfocamos en cada pequeño detalle y ahora, ahí está para que la gente disfrute.

¿Por qué el nombre Privé?

Gregory Freedman: Es una historia chistosa. Cuando comenzamos, nos preguntamos cuál es el primer nombre que se nos ocurría, y yo dije: “Privé”. Sentía que era privado, exclusivo y ese término se entiende ya sea en español, francés, portugués, en fin, todos sabían que significaba “privado”. Luego de esa primera idea, en la que no estuvimos de acuerdo todos, contratamos a la empresa de marketing que estuvo proponiendo por meses, muchos nombres. Hasta que al final dijeron, “¿Qué les parece Privé?”.

¿Cuáles consideran que son los mayores highlights de Privé?

Gregory Freedman: Cuando salí de aquí con mis socios, nos dimos cuenta rápidamente de que no debía ser otro edificio más, de esos que ves en todos lados. Teníamos permiso para construir 30 pisos, como el resto de los edificios alrededor, pero elegimos no hacerlo, pues pensamos que este tipo de terreno no existe en otro lugar del sur de Florida y no podríamos tenerlo otra vez. Entonces tenía que ser algo especial y lo logramos a través del diseño del proyecto que resultó más horizontal que vertical.

Lo que surgió de eso fueron grandes espacios públicos en el lobby y el mezzanine. Gracias a eso, tenemos una gran variedad de aspectos que lo hacen especial: un terrero de ocho hectáreas, la marina, el muelle, un carril de corredores, las dos albercas, y los jacuzzis. Pero adentro de un edificio, nunca podrías encontrar todo este espacio de amenidades con el número de departamentos con el que contamos. Por ejemplo, este cuarto en el que estamos sentados, es solo para este edificio, que cuenta con 75 departamentos, por lo que se convierte en una extensión de tu casa, digamos que sería tu propio “media room”. Por lo tanto, junto con el resto de las amenidades, y el excelente nivel de servicio que ofrecemos, se crea un gran paquete de lujo.

Charles Sieger: Uno de ellos es que se trata de una isla, está en medio de la bahía, rodeado por rascacielos que iluminan la noche. Otro es que se encuentra en Aventura, una ciudad repleta de edificios lujosos y el nuestro se distingue por ser uno de nivel medio en cuanto a su altura, lo que te hace sentir mucho más cerca del agua, incluso puedes llegar a sentir las olas.

Steven G: Si los enumeramos, los highlights son dos: el primero es la isla y el segundo, el espacio construido, pues tienes 35 mil pies cuadrados de estilo de vida para solo 80 departamentos y esto es lo que lo hace especial. En cualquier otro lugar tendrías un edificio para 200 personas en un espacio de 20 mil pies cuadrados. Lo que nosotros quisimos crear se refleja en el sentimiento que las personas tienen al caminar por aquí, simplemente es algo increíble.

Cuentan con una gran colección de arte en la propiedad. ¿Podrías contarnos un poco más sobre esto?

Gregory Freedman: A mi socio Dan Lebensohn le apasiona el arte, y él se lo encargó a Julia Chi de la firma Interiors by Steven G, junto con nuestro curador Kipton Cronkite. Sabíamos que por el espacio que tenemos aquí, el arte tenía que ser un componente crítico, no solo para los espacios públicos, sino para diferenciar las dos torres. Al haber encomendado el arte a Julia y a nuestro curador, entendimos que este no debía ser invasivo ni ofensivo, tenía que ser elegante, suave y atemporal. Hay algunas piezas que son más modernas y contemporáneas en comparación con otras más tradicionales. Pero, sobre todo, los dueños de los departamentos obtienen una increíble colección de arte y estamos muy orgullosos de escuchar el feedback positivo que hasta ahora nos han dado.

¿Cuáles fueron los mayores retos del proyecto?

Gregory Freedman: Construir sobre una isla con un mismo camino de entrada y de salida fue ciertamente algo retador en términos de hacer llegar todos los materiales, especialmente cuando teníamos mal clima. Entonces la construcción fue el reto más grande. El resto fueron los retos normales del día a día de construir 1.3 millones de pies cuadrados. Pero el más importante no fue solo la logística de los materiales, sino de recursos humanos, porque teníamos diariamente a 500 personas trabajando, por lo que teníamos muchos camiones y un solo estacionamiento off site.

¿Cuál es tu parte o spot preferido de Privé?

Gregory Freedman: ¡Esa es una pregunta difícil! De verdad me encantan todos los espacios públicos, creo que la biblioteca-comedor es uno de los que más me gusta. Aunque la pregunta es más interpretativa, ya que depende de con quien estoy. Si estoy con mi familia quiero estar en la biblioteca-comedor, si estoy con mi hermano o mis amigos, quiero estar en el cuarto de billar, jugando y tomando un drink. Si estoy con mis hijos, quiero estar en el cuarto de juegos de la alberca. Me he dado cuenta en otros proyectos, que puede haber espacios sociales increíbles, pero muchos no tienen una funcionalidad. Aquí cada cuarto está destinado a tener un uso en específico, todo tiene un propósito y eso me encanta.

Steven G: A mí me encanta en donde estamos sentados (salón social, principal). Es un lugar muy acogedor y elegante. Tienes una increíble vista, puedes prender las televisiones y la chimenea, ideal para asar malvaviscos.

José Suarez: Mi lugar favorito sería un penthouse, si pudiera ser el dueño de uno de ellos.

Charles Sieger: Aunque no es uno de mis spots favoritos, una de las secciones que ha tenido mucho éxito es el puente que conecta el lobby con el mezzanine que cruza y parece flotar a través del espacio que conecta. Le ofrece al lugar un nivel de arquitectura impresionante, no recuerdo haber hecho uno igual. Fue divertido crearlo.

Steven, mencionaste que Privé tiene una cara de día y una de noche. ¿Cuál te gusta más?

Steven G: En verdad no puedes escoger, pues las dos son muy diferentes y le ofrecen un tono distinto al lugar. Por ejemplo, hoy es un día soleado y estamos sentados aquí disfrutando, el lugar es muy tranquilo, pero en la noche, cuando oscurece y las luces de todos los otros edificios parpadean en el agua y los diferentes yates cruzan el mar, entonces el espacio cambia por completo, el mood y el tono se transforman. Si no supieras que estás en Florida, podrías pensar que es Manhattan y que estás viendo el Hudson River. El cambio entre la tranquilidad del día y el movimiento de la noche es increíble. Es incluso sexy, sexy es la palabra correcta.

¿Porqué comprar una propiedad en Privé?

Gregory Freedman: En nuestra historia en BH3, hemos sido diferentes en todo lo que hacemos, y lo que buscamos en nuestros compradores, es que entiendan que lo que vendemos es lifestyle. No encontrarás otro proyecto sobre el mar o en tierra que cuente con todo este espacio para vivir tu día a día. La revista Elite Traveler nos nombró como el proyecto número uno en Miami y el número 14 en todo el mundo, entre 250 proyectos. Por lo tanto, creemos que somos diferentes en una manera muy positiva. Aunque tal vez no sea para todos, pues quien busque un bachelor pad, no necesariamente pertenece aquí. Pero el consenso general de nuestros compradores –que vienen de 14 países distintos– está orientado hacia la familia, tienen hijos o nietos y quieren que la familia se mantenga unida.

Steven G: Es una pregunta muy simple de responder. Esto no lo puedes conseguir en ningún otro lado, lo único que se le acercaría es Fisher Island, pero el problema de Fisher, es que no puedes llegar en coche, lo que te quita un poco la libertad. En Privé, tienes la isla, tienes el estilo de vida y todo con una cantidad mínima de departamentos. Así que, por ejemplo, en invierno puedes disfrutar de la alberca con toda tu familia, sin preocuparte por conseguir un camastro, pues siempre habrá uno disponible. Además, el lugar es muy seguro, contamos con un nivel de seguridad que no consigues en ningún otro lugar.

Texto por Jimena Saldívar

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*