Dejando atrás la tediosa necesidad de ir al banco y poniendo a tu disposición la posibilidad de realizar un pago a la hora que sea, en el lugar que te encuentres, surge Swap. Una aplicación gratuita disponible par iOS y Android, que busca mejorar la experiencia que viven los mexicanos al hacer cualquier tipo de transferencia.

Esta app brinda a los usuarios una oportunidad para involucrarse en el sistema financiero a través de un proceso rápido, sencillo y seguro. Está dirigida a aquellas personas que quieren hacer transferencias de la forma más fácil, sin tenerse que preocupar por su ubicación ni el momento del día en que quieran realizarlas.

La aplicación que originalmente fue llamada Pocket-Pay, fue presentada al público en diciembre de 2015. Cambió de nombre a Swap, que significaintercambio’, casi un año después, en agosto del 2016, debido a que consideraban que era fácil confundirlo con otros nombres y a que las personas no lo recordaban fácilmente.

Swap funciona de manera muy sencilla, solamente debes descargarla, crear tu cuenta y dar de alta tus tarjetas de débito o crédito del banco de tu preferencia. Tus contactos se crean automáticamente, por lo que puedes mandarle dinero a la persona que desees mientras tengas su número celular o su correo electrónico, sin necesidad de solicitar el número de tarjeta ni la clabe interbancaria.

Para realizar un pago, únicamente debes ingresar el monto y autorizarlo con tu huella digital o contraseña. Después de mandar el dinero, se realiza un cargo a tu tarjeta y se le deposita a la otra persona. En caso de que esa persona no haya descargado aún la aplicación, le llegará un mensaje avisándole acerca del depósito y podrá entrar a un enlace, en el que deberá poner su número de tarjeta y así recibir su dinero, sin que ninguno de los involucrados deba solicitar ni pasar datos personales.

Para conocer un poco más sobre esta plataforma digital, estuvimos con Bruno Ramos, quien nos platicó acerca de cómo fue el proceso de creación de Swap y los beneficios que obtenemos al usarla.

Cuéntanos un poco de tu experiencia en el mundo financiero.

Cuando tuve la idea de hacer una aplicación, estudiaba Ingeniería Física en la Ibero y me gustaba mucho mi carrera, pero se empezó a volver muy teórica y yo quería algo más práctico. Por eso me empezó gustar la programación. Cuando se me ocurrió lo de Swap, dije: “Bueno, ¿por qué no lo intento yo?”. Me gustaba programar, pero no tenía prisa, entonces empecé a tomar cursos en línea, sobre todo en YouTube y me empezó a gustar más.

Primero hice el diseño y luego me puse a investigar cómo funciona el sistema de pagos aquí en México. Aquí mi papá me ayudó mucho y además en la página del Banco de México hay mucha información. Fue entonces que me enfoqué en el tema financiero. Me interesaba desde antes, pero más cuando empecé a hacer la app porque ya podía aplicar la teoría.

¿Cuáles fueron los retos para hacer la app en materia tecnológica?

Hay dos partes de la aplicación, front-end, que es lo que tú ves y back-end, que es donde está toda la información, la base de datos y el procesamiento. El reto fue el back-end, porque no tenía idea, pero hay miles de herramientas en línea y encontré una que me sirvió muchísimo y me simplificó todo. Todo era como prueba y error, y sin ser un experto en desarrollo de apps, fui aprendiendo mucho en el camino.

¿Cuántas personas eran al principio?

Empecé yo solo, con ayuda de mi papá quien me ayudó a entender el sistema financiero y a cómo estructurar una empresa. Ya casi teniendo el producto, fue un reto encontrar a un buen socio, se llama Jerónimo González. Necesitaba un socio que tuviera conocimientos de ventas y de negocios, para poder dividirnos la cantidad de trabajo y tomar mejores decisiones. Hoy en día somos 10 personas en el equipo.

Una vez que se dieron cuenta de los fraudes en México ¿cómo lograron combatirlos para garantizar la seguridad de la app?

Empezamos a tener contra cargos. Al principio no teníamos idea de por qué, pero luego lo controlamos. Eran usuarios con bases de datos de tarjetas robadas y nos dimos cuenta porque en Facebook hay grupos en donde las venden. Ellos abrían una cuenta de Swap y como antes no había límite, metían una tarjeta, la usaban y no teníamos forma de validar quién era el titular de la tarjeta.

Quisimos aumentar la seguridad de la app sin crear una mala experiencia y hasta tomamos cursos sobre cómo hacer fraude para entender cómo combatirlo. Decidimos poner un límite inicial de $1,500 semanales; ya si les gusta y quieren mandar más dinero y a cualquier hora del día, sólo necesitan acceder al Nivel 2, mandándonos su número del Curp o de su Ife.

Lo que logramos hacer fue conectarnos con los bancos para saber quién es el titular de la tarjeta y de esta forma fue posible usarla más. Además, se comparan las cuentas de correos con una lista enorme de correos fraudulentos y los usuarios no pueden crear dos cuentas con el mismo dispositivo. Tenemos muchas reglas que, juntas, nos dan un algoritmo que nos permite reducir muchísimo el fraude.

¿Qué pasa si cambio de número telefónico o si pierdo mi celular?

Generalmente te quedas con el mismo número y con ese mismo puedes seguir usando la app; si te lo roban puedes bloquearlo desde otro dispositivo.

¿Qué le dirías a las empresas para que usen más Swap?

Nos enfocamos más en los usuarios, pero tenemos un par de empresas que usan la app y algo que les sirve mucho es cobrar, ya que nada más necesitan el correo electrónico o teléfono para hacerlo.

¿Qué tipos de beneficios extras tienen los usuarios Prime?

Los usuarios Prime son los que se encuentran en el Nivel 2. La única diferencia es el monto y que puedes sacar o mandar dinero 24/7. También tratamos de contestarles de inmediato por el chat de la app, aunque sea de noche o fin de semana.

¿Planean que la app sea usada únicamente en México?

Ahorita la idea es crecer en México; y si seguimos creciendo, sería más hacia Latinoamérica, no tanto EE UU y Canadá, porque ya hay mucha competencia. Queremos enfocarnos en los lugares en los que se necesite este tipo de soluciones. Hoy en día puedes pagar con tarjetas internacionales, pero debes tener un teléfono mexicano y solo podemos depositar a cuentas de banco mexicanas.

¿Qué le recomendarías a quienes comienzan a independizarse económicamente?

Que ahorren. Que tengan bien planeados sus sistemas de ahorro.

P.www.swapme.mx

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*